Educación financiera, ahorro e inversión para gente corriente

Qué es la libertad financiera y cómo conseguirla

,
146 0

Seguramente habrás escuchado hablar del término ‘libertad financiera’. Pero ¿qué significa exactamente? La libertad financiera es la capacidad de poder dejar de trabajar y seguir generando unos ingresos superiores a nuestros gastos. Ser libre financieramente hablando te permite obtener libertad de tiempo, movimiento y decisión. Te permite no ser esclavo de tu trabajo y te otorga el lujo de dedicarte a lo que más te gusta.

La libertad financiera se alcanza cuando tenemos activos que nos generan unos ingresos pasivos superiores a nuestros gastos. La libertad financiera es el máximo exponente de la riqueza puesto que nos libera del trabajo diario, por lo que no necesitamos vender nuestro tiempo para generar ingresos.

Alcanzar la libertad financiera no es imposible y está al alcance de todo el mundo. Simplemente requiere cierto nivel de educación financiera y algo de fuerza de voluntad.

Esclavos del trabajo

La mayoría de las personas son esclavas de su trabajo. Tienen que acudir al trabajo todos los días para poder cobrar el sueldo a final de mes, y así poder seguir viviendo. Muchísima gente vive preocupada por el miedo a perder su puesto trabajo, y eso les hace no sólo trabajar más duro si no también aceptar de mala gana bajadas de sueldos o incremento de las horas de trabajo. ¿Seguro que quieres vivir así toda tu vida? Salir de este círculo vicioso requiere algo de tiempo, pero no es complicado. Lo importante aquí es entender cómo fluye el dinero.

Los pobres trabajan por dinero, los ricos tienen su dinero trabajando para ellos – Robert Kiyosaki.

Flujo del dinero en la sociedad

Según Robert Kiyosaki en su libro “El cuadrante del flujo del dinero”, el dinero se mueve en 4 cuadrantes básicos: Empleado, Autoempleado, Dueño de negocio e Inversor.

(1) Empleado: La mayoría de la gente se encuentra en este cuadrante. Son los empleados por cuenta ajena; asalariados que trabajan para otras empresas. Esto incluye a cualquier persona que trabaje para una organización y que reciba un sueldo por ello (entre ellas los CEOs, los ejecutivos e incluso los políticos). Aún siendo el cuadrante más común, es el más peligroso, ya que nuestros ingresos dependen del trabajo: si perdemos el trabajo, perdemos la fuente de ingresos.

(2) Autoempleado: Dentro de este cuadrante se encuentran todas las personas que generan sus ingresos a través de la venta directa de su trabajo. Se podría decir que este es el cuadrante de los autónomos y los freelancers. Venden su esfuerzo de forma directa a un cliente, pero no venden su tiempo a cambio de un sueldo fijo todos los meses. Sus ingresos dependen de su trabajo, aunque en este caso, al ser ellos dueños de su trabajo, sus ingresos pueden aumentar mucho más que siendo empleado por cuenta ajena. Este cuadrante es sin duda mucho mejor que el primero, aunque también tiene sus inconvenientes: si no trabajamos, no generamos ingresos. Y además, la cantidad de horas que podemos trabajar al día es limitada, por lo que en cierta manera, nuestros ingresos también lo están.

(3) Dueño de negocio: Aquí se incluyen a todas esas personas que son dueñas de algún negocio: una agencia, consultoría, fábrica, etc. Sin duda este cuadrante es mucho mejor que los anteriores, ya que no sólo estas personas no sólo reciben dinero por su trabajo sino que además son dueñas del activo subyacente (la empresa). Los dueños de negocios tienen Empleados trabajando para su empresa, lo cual hace que ésta pueda seguir generando beneficios aún cuando el dueño de la misma no esté trabajando.

(4) Inversor: Las personas en este nivel no venden su trabajo, ni su tiempo, ni participan de forma activa en los negocios. Los inversores saben cómo usar el dinero para generar más dinero. Vivir de la inversión requiere de ciertos conocimientos que no se aprenden en la escuela. Las personas dentro de este cuadrante no necesitan de su esfuerzo físico ni de un horario fijo para generar dinero. No viven con el miedo de ser despedidas o de que su negocio vaya mal, y da igual que trabajen o no: sus inversiones seguirán generando dinero aún mientras duermen.

La libertad financiera es más fácil y rápida de alcanzar desde los cuadrantes 3 y 4. Una persona normal empieza su vida en el cuadrante 1, pero no tiene por qué quedarse ahí para siempre. De ti depende empezar tu camino hacia los cuadrantes 3 o 4, que son los escalones previos a la libertad financiera.

Cómo alcanzar la libertad financiera

Ahora que sabes cómo se mueve el dinero y lo que significa e implica la libertad financiera, lo primero que debes hacer es ver y localizar el cuadrante en el que te encuentras. Hemos dicho que la libertad financiera es mucho más fácil y rápida de alcanzar desde los cuadrantes 3 y 4, por lo que deberás intentar moverte hacia ellos.

Si te encuentras en los cuadrantes 1 (Empleado) o 2 (Autoempleado), pregúntate: ¿cómo puedo conseguir ingresos extra que no dependan directamente de la cantidad de horas que trabajo? No es difícil en absoluto, y aquí puedes encontrar soluciones que pasen desde la inversión en bolsa, fondos de inversión, capital riesgo, ingresos pasivos, renta fija, crowlending o productos financieros susceptibles de recibir interés compuesto. Sé original: investiga, compara, elige y dedica una porción de tu tiempo libre a ver cómo puedes poner tu dinero a trabajar para ti. Personalmente prefiero la inversión en Bolsa (como ya veréis más adelante), pero eres libre de elegir cualquier cosa.

Si por el contrario te encuentras en los cuadrantes 3 (Dueño de negocio), pregúntate: ¿depende mi negocio de mi? Si la respuesta es sí, entonces deberás buscar la forma de que no dependa de ti, de manera que genere beneficios incluso cuando tú no estés, y así poder pasar al cuadrante 4.

Si te encuentras en el cuadrante 4 (Inversor) entonces probablemente no te haga falta seguir leyendo. Si has llegado hasta ahí has demostrado unas cualidades y unas aptitudes que te permitirán encontrar el -corto- camino restante hacia la libertad financiera. ¡Enhorabuena!

Deja un comentario

Tu email nunca será publicado.