Educación financiera, ahorro e inversión para gente corriente

La bolsa: ¿inversión o casino?

185 0

Las opiniones sobre la inversión en bolsa son muy variadas. Van desde “es muy rentable y es muy fácil hacerse millonario en ella” hasta “es como jugar a la lotería, nunca te va a tocar”, pasando por “la bolsa es para especuladores”. Paradójicamente, todas esas afirmaciones son ciertas. Lo bueno es que nosotros podemos decidir qué queremos que sea la bolsa para nosotros mismo. Lo único cierto (y cuanto antes aprendas esto, mejor) es que es imposible hacerse rico de la noche a la mañana gracias a la bolsa.

La bolsa no es más que un mercado en el que se negocian una serie de productos financieros y se ponen en contacto vendedores y compradores. En primera instancia, la bolsa no es más que un punto de encuentro entre entidades que necesitan inversión y ahorradores que quieren invertir su dinero.

La bolsa como casino

Mucha gente cree que invertir en bolsa significa comprar acciones a un precio muy bajo, y esperar a que suban para luego venderlas. La diferencia entre el precio al que las compramos y el precio al que las vendemos es nuestra ganancia. También hay gente que toma posiciones en corto, es decir: toma “prestadas” acciones, las vende con la certeza de que van a bajar de precio, y una vez que bajan, las compra y se las devuelve a su dueño. Se puede hacer dinero así, pero esto es lo más parecido a un casino: tus beneficios (o más probablemente pérdidas) dependen de factores que escapan de tu control y que están totalmente destinados al azar (¿cómo puedes saber si una empresa va a subir o bajar? Déjate de cuentos: es imposible saberlo). Dentro de esta categoría estarían los llamados traders o bajistas. Mi recomendación personal es que no intentes hacer dinero comprando y vendiendo acciones o tomando posiciones bajistas, aunque si realmente deseas entrar en el mundo del trading te recomiendo que te informes, estudies, leas y analices las operaciones muy bien antes de especular en ellas.

Incluso aunque llegases a hacer dinero, no te recomendaría que siguieses este camino: tendrías que estar pendiente del mercado, de comprar y vender acciones y de analizar las operaciones que quieres hacer. Puede que incluso tengas que trabajar por las noches (si operas en mercados en zonas horarias distintas a la tuya), y definitivamente más de 8 horas diarias. Recuerda que la independencia financiera y la riqueza consisten en no tener que cambiar tu tiempo por dinero, sino en que tu dinero trabaje para generar más dinero. Ganar mucho dinero a cualquier precio no es -ni de lejos- independencia financiera.

El riesgo viene de no saber lo que estás haciendo. – Warren Buffet

La diferencia entre inversión y especulación

Lo que hemos mismo en el apartado anterior no es inversión, es pura especulación: compras algo y luego lo vendes con las esperanza de que alguien pague un precio mayor que el que tú pagaste por ello. La especulación lucha por conseguir la riqueza existente a día de hoy; es el “para que uno gane, otro tiene que perder” llevado al máximo exponente. La inversión no consiste en eso.

Invertir consiste en generar riqueza a la vez que generamos valor para los demás. Invertir consiste en crear valor: Los inversores no peleamos por la riqueza que existe ahora mismo, sino que invertimos nuestro dinero en crear activos que reportarán valor futuro a la sociedad (el resto del mundo) y beneficios a los accionistas (nosotros). La inversión real tiene como objetivo generar valor para la sociedad a la vez que genera riqueza a sus accionistas. Una buena inversión genera valor tanto a la sociedad como al inversor o accionista.

Si no te planteas mantener una acción por 10 años, ni si quiera pienses en tenerla por 10 minutos. – Warren Buffet

La bolsa como inversión

Hay una forma de ganar dinero en bolsa que es mucho más segura, requiere de menos esfuerzo y probablemente reportará mayores beneficios a largo plazo, además de permitirte dormir tranquilo por las noches. Muchas de las empresas que cotizan en bolsa reparten dividendos a sus accionistas cada cierto tiempo. El buen inversor no debe buscar las ganancias del capital que se obtienen a través de la compra-venta de acciones, sino la rentabilidad a la largo plazo, especialmente por dividendo.

Buscando la rentabilidad por dividendo no nos importa que la cotización suba o baje, ya que no planeamos deshacernos de nuestras acciones. Lo que realmente nos importa es recibir los dividendos que las empresas pagan a sus accionistas, y volver a reinvertirlos (recuerda la magia del interés compuesto). Recuerda que las acciones son activos. ¿Por qué querría alguien deshacerse de un activo que le reporta beneficios mientras duerme?

Este artículo no pretende ser un análisis exhaustivo de cómo invertir buscando la rentabilidad por dividendo (de eso nos encargaremos en futuros posts), sino que más bien pretende mostrar las diferencias entre inversión y especulación, y aportar algo de claridad a la eterna pregunta que la gente me hace cuando afirmo que invierto mi dinero en bolsa: “¿En la bolsa? ¡Pero si eso es un casino, tienes que tener suerte para ganar dinero!”.

Además, hay un libro cuyo contenido vale su peso en oro, escrito por Gregorio Hernández y titulado “Cómo invertir en bolsa a largo plazo partiendo desde cero”Lo puedes encontrar en Amazon, en formato para Kindle o como libro físico. Si planeas invertir en bolsa (y yo te lo aconsejo), la compra de ese libro es la primera inversión que deberías hacer.

Deja un comentario

Tu email nunca será publicado.