Educación financiera, ahorro e inversión para gente corriente

Inversión a corto, medio y largo plazo

,
148 0

Toda inversión lleva asociado un horizonte temporal de inversión, que es un plazo aproximado durante el cual invertimos el dinero y al final del cual esperamos recuperar el capital inicial y los primeros beneficios. Es muy importante determinar el plazo de la inversión puesto que éste determina la cantidad de tiempo durante la cual no podemos (no debemos) retirar el dinero de esa inversión. Dependiendo de este horizonte, una inversión puede estar catalogada como a corto, medio o largo plazo.

No hay reglas temporales para catalogar una inversión según su duración, ya que cada persona puede tener su propia idea y definición de corto y largo plazo. Por ejemplo, a mi 2 años me puede parecer corto plazo, pero para un trader, 2 años son larguísimo plazo.

Disclaimer: Las definiciones que aquí doy son acorde a mis propias definiciones de corto, medio y largo plazo, por lo que podrían diferir de otras que hayas visto o leído por ahí.

Inversión a corto plazo

Se podría considerar una inversión a corto plazo toda aquella que dure unos minutos, horas, días o algunas semanas, sin llegar a ser varios meses. Aquellos activos que se compren con la idea de ser vendidos en los próximos días o semanas y obtener un beneficio por ello, entrarían en la categoría de inversiones a corto plazo. Los traders, bajistas y especuladores entran dentro de estas categorías.

Inversión a medio plazo

Podría durar entre varios meses y varios años, con un máximo de 4 o 5 años. Aquí entrarían todas esas inversiones que se hacen con la idea de ser vendidas, pero no en futuro próximo sino en varios años. Algunos ejemplos de este tipo de inversores son las empresas constructoras, inversores inmobiliarios y muchas start-ups cuyo objetivo final es ser comprados por Google o Apple.

Inversión a largo plazo

Son inversiones a largo plazo todas aquellas que te acompañan durante grande parte de tu vida, o al menos durante más de 5 años. Por ejemplo, aquellas personas que montan su propio negocio y cuyo objetivo es hacerlo crecer y no deshacerse de él, estarían invirtiendo a largo plazo. O aquellas personas que compran acciones de empresas fuertes y con alta rentabilidad por dividendo. Desde mi punto de vista, es la más segura.

¿Cual es mejor?

No hay una estrategia mejor o peor, simplemente una estrategia más o menos acorde a tu perfil y tu situación. En la mayoría de casos, cuanto mayor es el horizonte de inversión menor es el riesgo asociado, por lo que personalmente intentaría huir de las estrategias a corto plazo.

Invirtiendo en bolsa a corto, medio y largo plazo

Se puede invertir en bolsa siguiendo estrategias a medio, corto y largo plazo. Una misma persona puede seguir más de una estrategia a la vez. De hecho, es muy común que un inversor tenga varias carteras y en cada una de ellas siga una estrategia distinta. Lo importante es no mezclar las estrategias entre las diferentes carteras: si tu cartera es a largo plazo, no intentes obtener un beneficio extra haciendo operaciones a corto plazo. Crea otra cartera específicamente para ello.

Personalmente, me decanto por la inversión a largo plazo. Si tienes algo más de tiempo y conocimientos sobre ciertos sectores quizás la inversión a medio plazo se adapte a ti y te permita obtener mejor rentabilidad. Pero bajo ningún concepto recomiendo la inversión a corto plazo: Huye de todas esas inversiones que te prometen ganar mucho dinero de la noche a la mañana. Si es muy bonito para que sea verdad, quizás no lo sea.

Deja un comentario

Tu email nunca será publicado.