Educación financiera, ahorro e inversión para gente corriente

El dinero: ¿es bueno o es malo?

146 0

El dinero es lo que mueve nuestra sociedad. Todo funciona a través de él. De hecho, tú te levantas cada mañana para ir a tu trabajo por dinero. O estudias para tener un buen trabajo y ganar mucho dinero. Sin embargo, el dinero goza de muy mala fama y mucha gente culpa al dinero -o a la falta de él- de muchos de sus problemas. Llegados a este punto cabe preguntarse: ¿es el dinero realmente bueno, o es, por contra, algo malo?

Para responder a esta pregunta, te propongo un símil: ¿es un cuchillo bueno o malo? La respuesta es bien sencilla: depende del uso que le demos. Con un cuchillo podemos preparar un sandwich, pero también podemos matar a una persona. Con el dinero pasa igual.

El dinero no es ni bueno ni malo: es el uso que nosotros hacemos de él lo que determina si es bueno o malo. El dinero es una herramienta que nos ayuda a alcanzar nuestros objetivos. Si nuestros objetivos son legítimos y correctos, el dinero no tiene nada de malo. Si por contra nuestro objetivos son malignos, el dinero será cómplice de ellos.

“El dinero corrompe a las personas” y otros mitos

Quienes se encuentran decepcionados con su situación financiera tienden a culpar al dinero de su mala situación. Además, tienden a pensar que las personas ricas son de alguna manera explotadores, estafadores, corruptos, ladrones o malvados. Por supuesto habrá ladrones y gente malvada entre los ricos, al igual que los hay entre el resto de personas. Este hecho deja de relieve una cosa: la maldad y la corrupción no va asociada al dinero sino a la persona.

Mucha gente se ha creído el mito de que “tener mucho dinero te convierte en mala persona” y es por ello por lo que descuidan su lucha por conseguir la independencia financiera o mucho peor: se olvidan directamente de ella. Piensan “¿para qué voy intentar ganar más dinero, si con lo que tengo cubro todos mis gastos?”. La riqueza y el dinero se relacionan erróneamente con la avaricia y la falta de ética.

Tener mucho dinero no te convierte en mala persona. El dinero sólo amplificará lo que ya eres. Si eres egoísta, tener 50 millones de euros en tu cuenta bancaria no te hará ser menos egoísta, sino todo lo contrario. Si eres una persona generosa y creativa, sabrás cómo usar esos 50 millones para generar valor, felicidad y riqueza para otras personas.

El dinero no da la felicidad

Imagina que eres rico. De repente, miras tu cuenta bancaria y tienes 100 millones de euros. El resto de tu vida seguiría igual: tu trabajo, tu pareja, tus amigos, tus actividades de ocio… ¿Eres feliz ahora, sabiendo que tienes 100 millones de euros en el banco, o por el contrario sigues queriendo cambiar algo?

Si crees que serías feliz, enhorabuena: vas por el camino correcto. Si por el contrario crees que tendrías la sensación de que te falta algo, entonces el problema no es el dinero, con lo cual volvemos al tema recurrente: el dinero potencia lo que ya eres (si eres infeliz con tu situación, más dinero no te ayudará a ser feliz). Ya hablé de lo que la riqueza y la independencia financiera significan, y la respuesta a esta pregunta deja de relieve -una vez más- que  el dinero realmente no da la felicidad.

El dinero está hecho para cumplir los objetivos de las personas. Tú decides si esos objetivos son buenos o malos, y por tanto, si el dinero es bueno o malo.

Deja un comentario

Tu email nunca será publicado.